Psicología

La timidez

La timidez
Escrito por Todo Ocio

La timidez , ¿cómo vencerla?

 

 

El temor a no agradar, a no decir las palabras justas (o en la forma adecuada), huir de los grupos, de todos aquellos conocidos con los que no exista en sí una cierta intimidad, e incluso de la propia sociedad, son características propias de la timidez, un problema que, para muchos, se relaciona directamente con la inseguridad propia de la adolescencia.

 

Sin embargo, algunas personas la conservan mucho más allá de los dieciséis años, no llegando a superarla del todo. No obstante, recogemos aquí una serie de consejos fáciles de practicar, que te pueden ayudan a salir del problema:

 

Pierde el miedo a hablar.

 

Es fundamental utilizar un tono audible, poniendo fé en lo que decimos y aquello que queramos transmitir.

 

Mírate de una forma más indulgente.

 

Es vital dejar de pensar de manera negativa sobre nosotros mismos. No eres más ni menos que naie, por lo que junto a nuestros propios defectos, también están la virtudes.

 

Abre tu mundo social.

Proponte el desafío de buscar nuevas relaciones sociales, de conocer gente, poniendo a prueba tus capacidades para ello. Si fallas, no sientas mal, y comienza de nuevo con la mayor de las confianzas. Si eres positivo y quieres, al final lo podrás conseguir.

 

Cuando vayas a actuar, no hagas caso a tu miedo.

La peor solución, sea cual sea nuestra situación, es la de dejarnos llevar por la tentación de posponer una decisión, o un encuentro. Cuando el miedo nos invada, es una sabia elección pensar que nuestros nervios y miedos los tiene también hasta la persona más valiente; empero, lo único que hacen, es superarlos.

 

Presume sólo de cualidades que puedes demostrar.

No te engañes intentando fingir aquello que realmente no eres, a la par que es muy negativo compararse con los demás.

No creas que siempre las personas están juzgándote, valorándote o examinándote.

Dentro de las propias convicciones de una persona tímida e insegura, encontramos la idea de que, siempre, las personas que tiene a su alrededor están juzgándola, pensando cosas negativas de ella. Pero, sin embargo, eres sólo tú quien se juzga negativamente.

 

Cuida tu imagen .

Dar siempre una buena imagen, es signo de confianza en nosotros mismos, por lo que transmitimos a su vez confianza al resto de personas. Por tanto, un aspecto claramente agradable, sano, agrada mucho más a los demás, lo que te predispone en tu favor.

 

En caso de que fracases, vuelve a confiar en ti.

Es normal, en los primeros casos, fracasar en el intento de superar la timidez, en cierto sentido, porque en la mayoría de los ocasiones, los nervios siguen jugándonos una mala pasada. En estos casos, y en cualquier otro en los que tengamos la convicción de que realmente hemos fracasado, debemos pensar que todos sufren alguna vez por una situación parecida, dándonos cuenta de que es imposible siempre obtener unas respuestas sociales favorables. Deberemos coger fuerzas y crecer, intentándolo de nuevo.

Sobre el autor

Todo Ocio

Deja un comentario