Psicología

Relaciones duraderas frente a noches esporádicas

relaciones-duraderas-frente-a-noches-esporádicas
Escrito por Todo Ocio

Relaciones duraderas

frente a noches esporádicas

 

El desamor

¿Por qué persiste el amor? ¿Se pierde el amor o el deseo sexual? ¿El desamor se debe a cierta inmadurez? ¿Se produce por el egoísmo de una de las partes de la pareja? ¿Es causa de una rutina?… Lo que sí está claro es que cuando hay amor se puede dar todo lo contrario: el desamor.

 

El amor, cuántos recuerdos mágicos se nos agolpan en nuestra cabeza con tan sólo pronunciar la palabra fantástica. El desamor, cuántos recuerdos y momentos terribles revivimos cuando pronunciamos esta otra. Unos momentos que nos trasladan a un fracaso sentimental y a una falta de seguridad en nosotros mismos.

 

Cuando acaban las emociones positivas, cuando aparece la rutina, cuando se apaga la comunicación, y cuando uno tiene la sensación de extrañeza ante la presencia del otro, es cuando realmente se produce el desamor. La primera señal que hay que saber escuchar es; ¿Qué hago con esta persona?. Una vez que te haces esta pregunta vienen posteriormente unas cuantas más… ¿A dónde quiero llegar con ella?, ¿Será la persona de mi vida? Y así, continuamente, hasta no conseguir responder a ninguna de ellas. Esta situación se denomina principio de desamor.

 

La absoluta falta de interés hacia la otra persona se demuestra cuando ya no hay ganas de comunicar pensamientos, sentimientos, emociones, preocupaciones o simplemente cuando lo ocurrido durante el día no se manifiesta en ningún momento. Si esto ocurre -habitualmente- es probable que haya una carencia de amor y de afecto importante, es decir, hay un claro desamor.

 

Relaciones duraderas, frente a noches esporádicas

La conclusión más clara del estudio elaborado por The Future Laboratory, y apoyado por las respuestas del 85% de los entrevistados, es la necesidad de buscar el romanticismo a través de relaciones duraderas, rechazando las relaciones esporádicas. En este sentido, la monogamia y la fidelidad están consideradas como algo fundamental para que esta relación funcione. Eso sí, se podría perdonar un flirteo ocasional, pero no una infidelidad emocional.

 

Hoy surgen con más fuerza que nunca los “neo-románticos”. El romanticismo en el 2005 se entiende como una forma de compartir experiencias vitales con la otra persona, crecer como persona conjuntamente.

 

“Un estudio similar que hicimos hace 2 años indicaba que la gente buscaba muchas experiencias sexuales”, dice Martin Raymond, co-fundador de The Future Laboratory. “Ahora la gente habla de romance, de encontrar a una persona que se parezca a nosotros, e incluso los hombres comentan que serían capaces de renunciar a todo si encontraran a la mujer perfecta”.

 

Además, algunas de las nuevas tendencias que han surgido son las siguientes:

 

  • “Gente como nosotros” – la frase de “polos opuestos se atraen” no es considerada cierta. La gente busca a alguien que sea como ellos (salario, clase social, situación laboral, educación…etc), y hablan más de los “compañeros de viaje o compañeros espirituales”.

 

Según Pilar Varela, psicóloga y autora de “Amor puro y duro” entre otras obras, “buscamos gente parecida a nosotros porque la teoría de que polos opuestos se atraen puede funcionar cuando se es diferente por una manera de ser, pero no funciona cuando se tiene una forma diferente de pensar. Se necesita una similitud de los pensamientos básicos de la vida, en los pilares que sustentan nuestras ideas sociales”.

 

Según Bernabé Tierno, psicólogo, “Cuando se forma una pareja tiene que haber un enamoramiento, que consiste en ser feliz porque la otra persona es feliz también, y para que esto ocurra es mucho más fácil si la pareja se parece entre si. En muchas ocasiones hay una amistad previa a que llegue el enamoramiento lo que lo confirma. Hay que tener madurez psicológica; bondad en las intenciones (hacer que el otro sea feliz) y lo de que hay que ser diferentes para complementarse no tiene sentido. Lo que hay que sumar son actitudes positivas.”

 

  • Solteros Estratégicos – Igual que una persona organiza su carrera, su dinero, su tiempo de ocio, lo mismo sucede con sus posibles relaciones de pareja para llegar a encontrar a “la persona”. Como el que invierte en acciones que no dan un rendimiento bueno, y decide invertir en otras. Es, por lo tanto, una tendencia a la búsqueda estratégica de pareja.

 

 

RECUPERA LA SENDA DEL AMOR EN 30 DÍAS

Sobre el autor

Todo Ocio

Deja un comentario