Psicología

Ser Mujer

ser-mujer
Escrito por Todo Ocio

Ser Mujer

Hoy que me desperté y fui al baño, me miré al espejo y vi lo que nunca había visto o recuerdo poco, una mujer satisfecha, plena, completa. Me conté la mejor historia de mi vida y di gracias al universo por haberme dado la posibilidad de sentir, de vivir y ver la vida cómo una mujer…

No me imagino la vida de otra manera… hoy por la mañana me encontré ésta reflexión que me recordó lo importante que soy y lo más importante “Me Gusta Quien Soy”.

SER MUJER

Para mi es, eso mismo, ser capaz de gritar de alegría, de desesperación, de miedo, de asombro o de broma.

Poder llorar por una película, o por un detalle, o por un atardecer, o por una caricia, o por unas palabras, o por enfado, o por desesperación, o por tristeza o quizá hasta de alegría.

Caminar por la calle con una sonrisa y saludando a todos, escuchando y atendiendo las necesidades de los demás, sin que nadie note mi dolor interno porque estoy en mi periodo; y sin que nada pase continuar, porque sé que mi cuerpo me está informando que estoy lista nuevamente..

Es maravillosos como después de una noche de insomnio, con las ojeras hasta las rodillas y el cabello hecho un desastre, puedo salir de casa transformada por un baño reparador y algunos truquillos de maquillaje, sin que nadie note mi noche, y además hasta me digan que me veo muy fresca y bella.

Es tan bello ser mujer, que la verdad no me imagino ¿cómo sería mi vida de no serlo?

¿Cómo haría para armar un escándalo por un ratón, o por una araña, y al mismo tiempo enfrentar al mundo entero si es necesario por defender a los míos???

¿Cómo haría yo para después de la larga jornada laboral, llegar a casa a preparar la cena; y en un día sin pensar, preparar todo, con baño, velas, inciensos, frutas, vino, y bocadillos para sorprender a mi pareja con esto preparado, y además preparada para disfrutar del amor y de la pasión???

Y en otra ocasión preparar otro escenario en la azotea o en el jardín con barbacoa y asados, cerveza y la radio lista para compartir el partido con él?

Si, definitivamente me siento muy orgullosa de ser una mujer, no importa si subo o bajo de peso, si ya no juego como antes o si las líneas de mi rostro informan la maravillosa experiencia de la vida que eh vivido.

Ser una mujer que se desarrolla profesionalmente, y que además cocina, borda, juega, seduce, coquetea, siente, festeja, se enfada, cura, sufre, llora, ríe, escucha, atiende, baila, cuida y se divierte a lo largo del día.

Y que al paso de los años le va poniendo distintos colores a los años, cada que estos aparecen en la cabeza y nos notamos en el espejo.

Ser mujer y positiva es lo mejor que tengo

Hay momentos en los que la vida te pone a prueba, que pone situaciones en los que tu manera de reaccionar es tan importante que de ello depende como siga el transcurso del tiempo.

Decisiones en las que es más importante respirar profundo y pensar antes de actuar porque si no lo hacemos podemos actuar de manera impulsiva y visceral.

Muchas veces he tratado de cuestionar por qué suceden las cosas y justo hoy me di cuenta que es porque tenemos mucho que aprender de ellas, incluso de nosotras mismas.

Encontrar el punto exacto, en donde nuestros pensamientos encuentren lo positivo de la situación.

Recuerdo que siempre nos dicen que pensemos de manera positiva y justo hoy me pregunto qué positivo puede tener el no poder hacer lo que tenía en mis planes?

La respuesta es muy sencilla, tenía que aprender a ver el lado b de las cosas, otra manera de actuar y resolver las situaciones al instante, es un entrenamiento para tomar una decisión en el momento indicado.

Es estar preparadas para actuar en todo momento y comenzar a entrenar nuestra mente para lo que venga. Mi papá me decía que antes de preguntar “por qué a mí” debemos pensar  “para qué”.

Justo en esos momentos de desesperación mira al cielo y habla con dios para que con toda la fe te digas “todo estará bien, todo está bien”, lo acepto y agradezco poner en mi vida retos que me hacen más grande.

Cuanto pase eso repite “yo puedo, soy capaz” y respira profundo llenando de luz y amor tu corazón.

 

Sí, ¡me encanta ser mujer!

 

Aprende a quererte

 

Sobre el autor

Todo Ocio

Deja un comentario