Viajes

Malta, ¡De cine!

Malta-de-cine
Escrito por Todo Ocio

Malta, ¡De cine!

Malta no es sólo un archipiélago en mitad del Mediterráneo. Durante décadas, su costa ha atraído lo mejor del cine para rodajes épicos y marinos.

¿Sabías que la película de Brad Pitt, Troya, se rodó ahí? Además es un paraíso para practicar submarinismo o darte un atracón de arte e historia. Acompáñanos, queremos compartirla contigo. Desembarco en Malta dispuesta a conocer los lugares en los que rodaron mis ídolos de Hollywood.

Desde hace más de 40 años las siete islas que componen su archipiélago tienen proyección internacional, y no sólo porque el turismo se haya convertido en un pilar económico de primer orden, sino porque algunos de los actores y directores más famosos han filmado aquí: Brad Pitt, Madonna, Russel Crowe, Sharon Stone, Robert Altman, Rupert Everett…

Antes de venir me preguntaba por qué los directores de Hollywood elegían Malta para sus películas, y ahora lo entiendo: La belleza de su paisaje, su clima templado, ciudades y pueblos con siglos de antigüedad… ¡Nadie le gana en historia! Cuatro mil años antes de Cristo, pobladores sicilianos desembarcaron ya en las costas de estas islas.

Tras ellos fenicios, romanos, bizantinos, árabes, españoles, franceses y británicos ocuparon el archipiélago, dejando en el idioma palabras y acentos, y en la idiosincrasia de los malteses una mezcla difícil de igualar. Son mediterráneos pero conducen por la izquierda, hablan inglés y maltés, pero su antigua capital se llama Medina, se asoma a murallas del siglo XVI y fomenta el buceo y el turismo de vanguardia.

En La Valletta, con Russell Crowe

Todo el equipo de Gladiator estuvo en Malta tres meses. En el archipiélago rodaron las escenas más famosas de la película, como las luchas en el Coliseo Romano, que fue reconstruido por los escenógrafos del film en Fort Ricasoli.

La Valletta es la capital y mi puerta de entrada al país. La construyeron los caballeros de la Orden de Malta y sus huellas todavía son perceptibles. A primera vista es una ciudad fortificada, protegida hasta los dientes, rodeada por un Mediterráneo muy azul y asentada sobre una tierra reseca. Pero es también la ciudad de la espiritualidad, las iglesias y ¡los Caballeros!

Fueron ellos los que la conviertieron en el enclave barroco y pequeño que es hoy, al defender a capa y espada hace mil años a los peregrinos que recorrían el mundo para llegar a Tierra Santa, según las leyes de la Orden de Malta.

¿Qué veo en la ciudad? Comienzo en la Catedral de San Juan, que guarda los tesoros de los Caballeros y un espectacular cuadro de Caravaggio, el Palacio del Gran Maestre y el Museo Nacional de Bellas Artes. También me doy un paseo en lancha por el Gran Harbour para conocer la costa maltesa. Admirar la ciudad es perfecto durante el atardecer, sobre todo desde las murallas defensivas construidas por la Orden, que alcanzan su belleza máxima en el Fuerte de Saint Elmo, relativamente cerca de la capital.

Me sorprende su toque inglés: cabinas de teléfono rojas, y los autobuses con líneas verdes y pintadas coloristas. Los barcos pesqueros llevan tatuados en su proa gahjn, los ojos de Dios que los protegen en alta mar.

Pero La Valletta que me encuentro también es moderna, llena de gente, cine, bares, teatros y tiendas.

El centro es perfecto para perderse en calles estrechas llenas de pequeños comercios de antigüedades, libros y joyas. La moda está reservada a Republic Street o Merchants Street, donde pasear es una tentación constante y la VISA tiembla en el bolso.

¿Qué compraría con toda seguridad Russel Crowe? Joyas, que tienen reputación internacional por la calidad de su material y el trabajo de sus artesanos. Las mejores están en Santa Lucija Street. Las artesanías en vidrio y la cerámica también son recuerdos típicos de las islas.

¿Dónde pasaba las horas nuestro protagonista? ¡Me he informado bien! En Sliema, el principal destino turístico junto a Saint Julian y Paceville. Los tres son lugares perfectos para tomar un café, salir de copas y comprar en boutiques exclusivas. Los mejores hoteles y villas de alquiler están aquí. Crowe, eso sí, no salía del bar tex-mex de Sliema, en el que veía los partidos de fútbol europeos y

Ciudad árabe

El Conde de Montecristo en la ciudad

En 2001, el director Kevin Reynolds escogió este archipiélago como localización perfecta para rodar la mayor parte de El Conde de Montecristo. Protagonizada por el veterano Richard Harris, la película eligió enclaves de lujo: Medina fue uno de ellos.

A dos horas de La Valletta, es la antigua capital de la isla, con nombre e influencia árabe. Las callejuelas, las casas y la Catedral me recuerdan desde el principio a otros centros religiosos europeos, como Asís o Santiago de Compostela, con cañones defensivos y una ciudadela fortificada.

La impresionante Catedral de San Pablo destaca sobre el resto. Diseñada entre 1667 y 1702, es la joya de la arquitectura barroca maltesa construida sobre las ruinas de una iglesia normanda destruida por un terremoto.

¿Qué hizo Richard Harris aquí? Lo mismo que yo y los miles de turistas que se asoman anualmente: pasear durante horas partiendo de la Catedral, y perderse por las callejuelas de la ciudad.

Un acierto: en la carretera de vuelta a La Valletta, en el Ta’ Qali crafts village, encontrarás la mejor artesanía.

Escenarios de Juego de Tronos en Malta

Las escenas de los Dothraki y Danaerys con el Azure Window de Gozo detrás; o de la recreación de Desembarco del Rey, ciudad de los Lannister. Croacia, y en concreto Dubrovnik se relacionan con Desembarco del Rey, pero las grabaciones de la primera temporada se llevaron a cabo en Malta. El ya célebre “Winter is coming” no tenía efecto en las localizaciones cálidas con las que se buscaba reproducir la ciudad sureña de Desembarco del Rey, o las tierras áridas de los Dothraki.

Mdina, Rabat y Valetta acogieron las escenas que grabaron la trama que se desarrollaba en Desembarco del Rey. En Mdina el patio de St Dominic’s Priory (donde Cercei pronuncia la famosa frase de “O ganas o mueres”) o la plaza de la Mezquita donde se sucede el combate entre Ned Satrk y Jaime Lannister; en Valetta la monumental puerta del Fuerte Ricasoli aparece como la entrada a la ciudad de los Leones, y es escenario de tomas de la Ciudadela Roja, o St Anton Palace y los jardines en Attard.

Gozo

Gozo, la isla de Robert Altman

El director estadounidense rodó en esta isla la historia del aventurero personaje de cómic salido de la imaginación de Hugo Pratt, El Corto Maltés. Anchor Bay fue el escenario, un pueblo pesquero muy mediterráneo.

Gozo me fascinó nada más llegar por su vegetación, más exuberante que en el resto del archipiélago, su ambiente rural y porque la vida transcurre con un tempo muy lento.

Me cuentan que en primavera e invierno la isla está recubierta de flores: buganvillas, lavanda, geranios… Iglesias barrocas, paisajes marinos y sitios históricos aumentan la leyenda de Ulises y la ninfa de la gruta Calipso, que le hizo perder la cabeza, según Homero, en esta isla.

La atracción más importante de Gozo es Ggantija, el enclave prehistórico mejor conservado de las islas. Son impresionantes sus dos templos neolíticos (3.600 a 3.000 años antes de Cristo) y sus antiquísimos altares funerarios. Durante las excavaciones de 1827 se encontraron jarrones, cerámica y objetos personales de nuestros antepasados que ahora custodia el Museo Arqueológico de La Valletta.

He averiguado los lugares favoritos de Robert Altman: Armoury, un enorme edificio reconstruido por la Orden de Malta en 1776, que guarda todavía celosamente las armas de combate de los Caballeros, y Dwejra, un acantilado deslumbrante para darse un baño o un paseo. En Dwejra es también interesante visitar la Fungus Rock, custodiada durante años porque en sus alrededores crecía una planta con propiedades milagrosas.

El desembarco de Hollywood

Todo empezó en 1964, cuando el actor de efectos especiales británico, Tim Hole, y el maltés Paul Avellino decidieron crear el Malta Film Facilities, una empresa para ayudar a directores de cine a filmar en y bajo el agua.

Desde entonces, películas tan exitosas como Gladiator, Expreso de Medianoche, Pinocchio (de Roberto Begnini), El Corto Maltés y El Conde de Montecristo se han rodado aquí, trayendo a los actores más conocidos de Hollywood. La última de Brad Pitt, Troya, es el próximo estreno made in Malta. Descubre los lugares favoritos de directores y actores.

Brad Pitt y Jennifer Aniston cenaban siempre en el restaurante italiano La Dolce Vita, en Paceville cuando eran pareja

Jon Bon Jovi tuvo un pequeño papel en la película bélica U-571 filmada en las islas. Dicen que se pasaba las noches en la discoteca BJ, también en Paceville.

A Sharon Stone le encantaba pasear por las murallas de La Valletta durante el rodaje de A different loyalty.

Sean Connery también estuvo en Malta por trabajo durante el 2002. Su película era una de acción con mucho humor, La liga de los hombres extraordinarios.

Los últimos en visitar Malta: Anthony Hopkins y Colin Farrell, protagonistas del film de Oliver Stone, Alexander.

La laguna Azul

Madonna buceó en la Laguna

La película de Madonna, dirigida por su Ex-marido Guy Ritchie, Swept Away (2002), se rodó en un lugar espectacular: la Laguna Azul, en el diminuto islote de Comino.

Apetece bañarse durante horas en sus aguas turquesas y, sobre todo, bucear, revivir la escena que rodó Madonna y practicar el deporte más famoso de Malta. Cualquiera de las tres islas mayores reúnen condiciones para hacerlo y descubrir maravillas bajo el agua. La temperatura de 21 ºC en verano, 15 ºC en invierno, y las bahías son espectaculares.

Se puede bucear en más de 25 enclaves, y se imparten cursos para todos los niveles. Su fauna y flora resulta sorprendente a partir de los 30 metros de profundidad. La fotografía submarina es perfecta y si quieres volver con anécdotas asombrosas, realiza una inmersión nocturna.

Mi profesor me sopla los lugares perfectos: Saint Paul’s, donde San Pablo, en plena huída de las persecuciones romanas, naufragó y fue rescatado por los malteses; HMS Maori, menos espectacular pero más accesible, justo debajo del Fuerte de Saint Elmo; Ghar Lapsi, en el sur, que ofrece una profundidad de sólo 15 a 20 metros, y con extensas barreras de coral. ¿El entorno más despampanante? La costa de las salinas de Gozo, justo debajo de la Blue Window, una ventana natural en roca marina que se asoma desde el acantilado.

Guía viajera

 ¿Cómo llegar?

El tour operador Politours organiza viajes de ida y vuelta con hotel incluido desde Madrid y Barcelona. Precio: desde 539€.

 Hoteles•

• Hilton Malta (Portomaso, Saint Julian. Tel: 21383383. Precio: entre 80 y 100€).

• Crown Plaza Malta (Tigne Street, Sliema. Tel: 21343400. Precio: entre 80 y 100€).

• Radisson Sas Bay Point Resort (Saint George Bay, Saint Julian. Tel: 21374894. Precio: entre 67 y 90 €).

• Cortina Palace (Pau Avenue, San Antón. Tel: 356440301. Precio: entre 67 y 90€).

• Le Meridian Phoenicia (The Mall Floriana. Tel: 900 973344. Precio: entre 67 y 90 €).

 Restaurantes

• Ta Kolina (151 Tower Road, Sliema. Tel: 21335106. Comida típica maltesa).

• Dolce Vita (159, St. George’s Road, Saint Julian. Tel: 21337036).

• San Giuliano (Spinola Bay, San Julian. Tel: 335106. Comida italiana y maltesa).

• It-Tmun (3 Mt Carmel Street, Xlendi, Gozo. Tel: 551571. Comida típica maltesa, especialidad pescado).

• Peperoncino (8 Bay Street, Balluta Bay, Saint Julian. Tel: 388872. Comida italiana).

• Pegasus Brasserie (Le Median Hotel, La Valletta. Tel: 225241. De lujo).

• Alfonso’s (Triq II Qualiet, Spinola Bay, Saint Julien. Tel: 350053. Pizzas y pasta).

• Zucchini (27 Ball Street, Balluta Bay, Saint Julian. Tel: 389363. Comida italiana, muy elegante).

 De compras

• Artesanía en:

• Cittadella Crafts & Shopping Centre en Vitoria.

• Ta’ Dbiegi Crafts Centre en San Lawrenz, isla de Gozo.

• Ta’ Qali Crafts Village (Carretera La Valletta-Medina).

• Phoenician Glassblowers en Manoel Island, Sliema.

• Gozo Glass (Saint Lawrenz Crossroad, Gozo. Tel: 21560354).

• Lo más chic:

• Saint Julian y Sliema son los lugares para comprar sin problemas de presupuesto. En La Valletta, las calles ideales son Merchants y Republic.

• Mediterranean Gift Shop (Mediterranean Street, 159. Sliema. Tel: 21341312).

• La Bomboniera (25, High Street, Sliema. Tel: 21312503).

 De copas

• Admiral’s Cocktail Bar & Lounge (Coastline Resort, Salina Bay, Salina).

• Ascot Cocktail Bar (Bugibba Holiday Complex, Bugibba).

• The Bistro Bar (Radisson Resort, St. George’s Bay, St. Julians)

• Henry J. Bean’s Bar & Grill (Corinthia Beach Resort St. George’s Bay, St. Julians).

• The Venus Music Bar (124 Tower Road, Sliema).

• Tapa Tapa (Corinthia Beach Resort, St. Julians).

 ¿Quieres bucear?

• Aquabubbles Diving School (Corinthia Jerma Palace Hotel, Dawrett it-Torri, Masascala. Tel: 21639292).

• Aquarrigo Scuba Diving Centre (Preluma Beach Club, Tower Road. Sliema. Tel: 21330882).

• Aquaventure Limited (The Water’s Edge, Mellieha Bay Hotel, Ghadira. Tel: 21522141).

• Aquatica-Diving / Fishing Centre (54, Tony Bajada Street, Saint Paul’s Bay. Tel: 21579753).

 Aprender inglés en Malta

• European Centre of English Language Studies (Saint Andrija Street, Saint Julian. Tel: 21388500).

• European School of English (Paceville Avenue, Saint Julian. Tel: 21373789).

• Berlitz Language Centre (Dragonara Road, Saint Julian. Tel: 23799203).

• EF International Language School (The Mayfair Complex, Augustine Street, Saint George’s Bay, St. Julian. Tel: 21387193)

• Inlingua School of Languages (9 Guze Fava Street, off Bisazza Street, Sliema. Tel: 21336384)

Más información

Oficina de Turismo de Malta: Over Mcw. C/ Zurbano, 26. Tel: 91 319 23 41). Madrid. www.visitamalta.

Sobre el autor

Todo Ocio

Deja un comentario