Sexología-Parejas

La anorgasmia

La-anorgasmia
Escrito por Todo Ocio

La anorgasmia

La anorgasmia, ¿por qué ella ya no quiere sexo?

¿Por qué una mujer ya no quiere tener sexo con su pareja? Pues en esta compleja situación influyen tres factores: la condición física, la condición cognitiva (fantasías sexuales, seducción, etc.) y la condición emocional (relación de pareja, problemas sexuales del hombre) que en la mayoría de casos, es la principal causante.

La anorgasmia es la imposibilidad de alcanzar el orgasmo, mas no la imposibilidad de poder excitarse, el deseo sexual o libido se conserva. Por lo general se la relaciona a las mujeres, pero también puede presentarse en los hombres.

La anorgasmia puede ser el resultado de factores físicos, psicológicos, cambios en el estilo de vida, o el efecto adverso de algún medicamento.

Si has sufrido de anorgasmia desde que iniciaste tu vida sexual, entonces tienes anorgasmia primaria. Pero si ésta ha aparecido después de cierto tiempo de experiencia, es anorgasmia secundaria. También puede ser total, es decir, que afecta la vagina y el clítoris; o parcial, que afecta solo a uno de los dos.

Otra clasificación que recibe es absoluta, o sea que en cada encuentro sexual la mujer no puede alcanzar el orgasmo. Y es situacional cuando la mujer puede alcanzar el orgasmo en determinadas situaciones.

Ojo con esto, el hecho que tu pareja esté cansada o muy poco o nada excitada puede hacer que no llegue al orgasmo, pero en estos casos es un problema momentáneo que no necesariamente tiene que tratarse de una anorgasmia. Para salir de dudas, habla con tu pareja porque puede ser que ella desconozca el problema.

Por último, hay que recordar que todo en esta vida es un aprendizaje, y SÍ se puede aprender a alcanzar un orgasmo a través de tratamientos y de la comprensión y cooperación de tu pareja.

Si bien las dos últimas son muy amplias de explicar, enfoquémonos en las causas físicas que son más específicas. La más conocida es la anorgasmia o frigidez, es disfunción de la falta del deseo sexual que impide lubricar, excitarse y/o llegar al orgasmo.

Otros problemas físicos que afectan la libido femenina son las enfermedades crónicas y los tratamientos farmacológicos que actúan como inhibidores de la serotonina, una sustancia del cerebro que influye en la sexualidad, y pueden provocar trastornos psicológicos que devengan en problemas con la pareja, y agravar aún más el problema.

El problema sexual más común en las mujeres es la anorgasmia, erróneamente llamada frigidez. No obstante, ahora se prefiere hablar de mujeres preorgásmicas, tomando en consideración que toda mujer puede llegar al orgasmo si recibe la debida estimulación.

Además, dentro de la anorgasmia hay diferencias que hay que aclarar. Hay mujeres que no logran excitarse ni lubricar bien –aunque sientan deseo-, así como hay mujeres que logran excitarse y lubricar, pero no llegan a la famosa gran “O”. Este último caso es el más frecuente.



La anorgasmia, ¿por qué ella ya no quiere sexo?

¿Cómo puedo saber a qué grupo pertenezco?

Como cualquier otra condición médica, la anorgasmia se manifiesta a través de estos síntomas:

Las mujeres del primer grupo:

No se excitan.

No reaccionan ante la estimulación sexual.

No se lubrican vaginalmente.

No obtienen placer.

No presentan erección de los pezones ni enrojecimiento de la piel ni aumento de la frecuencia cardiaca.

No llegan al orgasmo.

Las mujeres del segundo grupo

Pueden excitarse y gozar.

Tienen lubricación vaginal.

Tienen reacciones genitales y extragenitales propias de la etapa de excitación.

A pesar de que se excitan no llegan al orgasmo.

¿Por qué se produce la anorgasmia?

Una mujer puede perder la capacidad de llegar al orgasmo como consecuencia de la falta de experiencia sexual, prejuicios, pudor, represiones culturales, falta de estimulación por parte de la pareja, presión, experiencias traumáticas, entre otros.

También puede darse por factores predisponentes como problemas con la pareja, cansancio, ansiedad, falta de coordinación con la pareja durante el coito, la baja autoestima o la represión de los deseos sexuales.

Por otro lado, una mujer puede presentar problemas durante la actividad sexual debido a enfermedades ginecológicas, neurológicas, endocrinológicas, etc. O por que está tomando medicamentos o está usando métodos anticonceptivos que le impiden llegar al orgasmo.

Como puedes ver estas causas son de dos tipos principales: psicológicas y físicas, siendo las primeras las más recurrentes (representan el 95% de los casos), pero también pueden darse ambas a la vez.

Uno de los problemas que suele acompañar a la anorgasmia es la resequedad vaginal como resultado de la poca lubricación, lo que genera irritación, dolor y molestia al momento de la penetración, pero esto puede solucionarse con el uso de lubricantes.

No obstante, debes saber que la dificultad de llegar a la gran “O” puede ser solo temporal, así es que es mejor hablar sobre el problema de forma abierta para encontrar una rápida solución y evitar que se convierta en algo temporal.

Sobre el autor

Todo Ocio

Deja un comentario