Psicología

Filofobia: Miedo a enamorarse

Filofobia Miedo a enamorarse
Escrito por Todo Ocio

Filofobia: Miedo a enamorarse

 

Muchas de nosotras hemos tenido rupturas dolorosas o separaciones que han dañado nuestra confianza, autoestima y han sido tan dolorosas que decimos cerrarle las puertas al amor. El miedo a enamorarse es la consecuencia de una relación de pareja que no tuvo un final feliz y por ello no queremos volver a sufrir por amor.

 

De acuerdo con el Rincón de Psicología, comentan que es algo perfectamente natural que un hombre y una mujer encuentren ciertas dificultades para enamorarse, sobre todo si han vivido mucho tiempo solteros o si han tenido experiencias negativas con las relaciones de pareja.

 

Generalmente cuando se profundiza en este miedo existe una o varias causas de base y el temor no es sino un mecanismo de defensa que asume la idea: “mejor no amar para no sufrir”.

 

La persona que padece la Filofobia experimenta un miedo intenso a enamorarse, al compromiso y a mantener relaciones íntimas. De esta forma, se niega el placer del amor. Sin embargo, lo curioso es que una vez que se ha superado el miedo inicial estas personas pueden vivir intensamente las relaciones de pareja.

 

Algunos comportamientos típicos de personas que tienen miedo al amor:

 

– Se enamoran de personas imposibles. De esta forma, en vez de reconocer sus miedos, se autoafirman que ellos sí están enamorados pero su amor es imposible.

 

– Establecen relaciones que están predestinadas al fracaso porque las personas no tienen nada en común. Así, ellos mismos construyen una suerte de profecía que se autocumple.

 

¿Cómo superar el miedo al amor?

 

Para superar el miedo al amor, se hace necesario que analicemos qué es lo que nos originó ese temor. ¿Tal vez pudo deberse a una situación de nuestro pasado traumática? ¿El dolor por una pareja perdida?

 

Respondiendo principalmente a estas interrogantes conoceremos en primer lugar qué fue lo que nos originó ese miedo al amor.

 

Luego debemos analizar qué es lo que queremos en nuestra vida, qué pareja deseamos encontrar y cuál sería la persona ideal para nosotros. Eso sí, no deberemos confundir este análisis objetivo y realista con la idealización de un individuo que en realidad no existe.

 

También puede ser buena idea hablar con nuestros amigos. De esta forma no sólo conseguiremos desahogarnos, sino analizar con ellos qué es lo que nos ocurre y a qué es debido ese miedo.

 

Por tanto, el miedo a enamorarse NO es algo contra lo que debas luchar. Ni es algo a lo que necesites oponerte, o no harás sino alimentarlo y volverlo más grande.

 

En lugar de eso, relájate en la certeza de que si dejas de resistirte a la vida, ella volverá a enamorarse de ti. Recuerda que sólo tú puedes marcar quién puede y quién no puede hacerte daño, y sobretodo qué puede hacerte daño.

 

Y tú ¿Le tienes miedo a enamorarte?

Sobre el autor

Todo Ocio

Deja un comentario