Psicología

¿Cansada de tu cuerpo?

cansada-de-tu- cuerpo
Escrito por Todo Ocio

¿Cansada de tu cuerpo?

 

¿No te ha pasado que hay momentos en los que quisieras salir corriendo de tu cuerpo? Como si todo lo que pasa con tu vida no te llena, no te satisface, es más te la pasas mirando la ventana de tu exterior y el reflejo de ti no es lo que soñaste.

 

Ves a una mujer que le falta brillo, se siente opaca frente al mundo, una mujer que sueña con un mundo mejor pero que le teme a descubrir su mundo interior. Siempre buscando, siempre soñando y dejando pasar la vida sin sonreír, sin sentirse orgullosa de quien es, porque ni siquiera sabe quién es.

 

Si te ha pasado, si te identificas con la situación es momento de preguntarse ¿Quién soy?, de indagar en la cajita de pandora el ser que en realidad llevas dentro. Es el momento ideal para descubrir un nuevo sentido de la vida, de buscar un crecimiento personal, de fijar metas, de cumplir sueños, que por más alejados que estén siempre están cerca.

 

Puede parecer una tarea muy complicada, lo cierto es que no hay recetas para escucharte, para conocerte y sobre todo para aprender a amarte. Intenta verte frente al espejo, observa tu silueta, conversa contigo mirándote fijamente a los ojos y pregunta qué es lo que te interesa saber de ti.

 

Es un ejercicio de honestidad, de ver realmente quien habita ese cuerpo, esos ojos, esos labios, ese corazón, el ser lleno de luz que necesita salir.

 

Ya basta, no te quedes mirando hacia afuera cuando puedes descubrirte, mirar un mundo feliz, el que está siempre a tu alcance. Quita la venda de los ojos que sólo te permite ver oscuridad, mejor abre la puerta y entra a conocer la maravillosa mujer que vive en ti.

 

Tu eres la única, la mejor para ti. Confía y aprende a ser feliz.

 

 

Di adiós a las emociones negativas

 

No cabe duda que la naturaleza nunca se equivoca, es tan sabía que busca cualquier escape para liberar la concentración de energía… Basta que observemos los fenómenos naturales para darnos cuenta que esa energía contenida se libera con fenómenos naturales como: temblores, exhalaciones volcánicas, huracanes, terremotos y muchos más.

 

Para nosotras también es importante liberar esa energía negativa que vamos guardando en nuestro cuerpo. Si somos más cuidadosas y nos damos a la tarea de escuchar a nuestro esqueleto nos daremos cuenta que nos habla constantemente y nos pide que vayamos liberando poco a poco nuestras emociones.

 

¿Qué pasa cuándo se concentra la presión en una olla express y se mueve un poco?

 

¡Explota!… Eso pasa con nosotras, si no vamos sacando nuestras emociones va a llegar un momento en el que ya no podamos contenernos y seguramente nuestra reacción pueda lastimarnos o herir a los que más amamos.

 

Por eso es recomendable, que antes de que vayas a dormir descargues todo lo que durante el día fuiste acumulando, lo más importante es que lo hagas de una manera divertida, desarrollar una actividad que te guste para que realmente lo valores y se convierta en un hábito.

 

Quizá sea bailando, cantando, riendo, caminando, gritando, nadando, escribiendo, ejercitando tu cuerpo, meditando, jugando, guardando silencio, soñando, durmiendo… tú eliges cuál es la mejor opción lo que si es necesario es que no guardes tus emociones.

 

Desde pequeñas nos enseñaron a guardar silencio y agachar la cabeza, hoy en pleno siglo XXI debemos defender nuestra libertad de expresión, no sólo con palabras sino también a través de nuestras emociones.

 

Es necesario “vaciarnos” de esas tensiones que llevamos acumuladas dentro.  Dejarlas salir de una manera que nos ayude a conocernos mejor a nosotras mismas y a crecer como mujeres felices.

 

Finalmente creemos que a eso venimos a este mundo: ¡a ser felices y a vivir en armonía con todos los seres que nos rodean!

 

Sobre el autor

Todo Ocio

Deja un comentario