Sexología-Parejas

¿QUÉ ES LA COPA MENSTRUAL?

copa-menstrual-todo-ocio
Escrito por Todo Ocio

¿QUÉ ES LA COPA MENSTRUAL?

 

La copa menstrual es una especie de recipiente que al mismo tiempo hace el papel de barrera dentro de la vagina con el fin de recoger el flujo menstrual. Es todo lo contrario que los tampones. Mientras que los tampones absorben la sangre que se desecha, la copa menstrual se queda contenida en el interior de la copa para ser vertida una vez fuera.

Copa menstrual – Descripción

Hay dos tipos diferentes de copas menstruales en el mercado: en forma de campana y en forma de diafragma

La más vendida es la que tiene forma de campana. Están hechas de látex, o de silicona o plástico quirúrgico. Lo que más singular la hace es que es reutilizable y puede durar alrededor de 10 años si se tiene cuidado en su mantenimiento.

La copa menstrual del tipo “diafragma” que es menos común, está fabricada en polietileno (plástico flexible). A diferencia de la copa menstrual en forma de campana, esta es una copa menstrual desechable.

¿Qué es la copa menstrual?

Copa menstrual – Historia

La copa menstrual se empieza a fabricar de forma industrial alrededor de 1930, (pero existen copas rudimentarias circulando desde 1867).

Se patentó por primera vez en 1932, la de Goddard. Luego se patentó una copa menstrual de caucho vulcanizado diseñada en los Estados Unidos bajo el nombre de Tass-ette que se vendió significativamente y hasta se distribuyó durante aproximadamente una década, el producto se silenció desapareciendo del consumo habitual. Después hubo un período en que se quisieron recuperar para la venta, pero no terminaron de tener éxito. Era un problema cultural y económico. Cultural, porque culturalmente, la mujer rechazaba la idea de tocarse los genitales para introducirla y económico, porque comprando una, se acababa esa mujer como clienta. Era más rentable un producto desechable.

Las copas menstruales en nuestros días

Las copas menstruales en nuestros días se han fabricado con gran éxito y aceptación, sobre todo por la cultura de respeto al medio ambiente que hay y por los problemas de alergias e irritaciones derivados de los productos químicos que contienen las compresas y los tampones del mercado.

Beneficios de las Copas Menstruales

El número de mujeres que utilizan copas menstruales en vez de compresas o tampones todavía es pequeño, pero quién comienza a usarlas, ya no las cambia por el sistema de absorción de estos apósitos de usar y tirar.

No son conocidas ni se hace publicidad de las copas vaginales en la televisión. No son productos interesantes para su venta y por lo tanto, no se justifica una inversión publicitaria fuerte. Comprando una copa menstrual, una mujer tiene cubierta su necesidad por años. El ahorro, a la larga es enorme para quién la utilice, pero las ganancias que se obtendrían los fabricantes, no son interesantes.

¿Qué es la copa menstrual?

Las copas menstruales tienen múltiples ventajas

– El gasto sólo se produce una vez y se recupera la inversión a los pocos meses, ya que la duración con los cuidados adecuados puede ser hasta diez años.

– Se evitan Infecciones y hongos. Si las copas menstruales son fabricadas con silicona médica, son seguras, ya que ese tipo de silicona es inerte de forma similar al cristal y no permite que los gérmenes se acumulen en ella. Con las copas menstruales no se conocen casos de Síndrome del shock tóxico, ligado al uso de tampones tradicionales.

– Las copas menstruales se pueden utilizar durante la noche y durante todo el período. Da igual lo abundante que sea el flujo menstrual. Es cosa de acostumbrarse al concepto y a llevarla.

– Se puede llevar en un bolsillo. Ocupan muy poco espacio.

– Supone menos desechos para el medio ambiente.

– No son agresivas, no arañan ni secan las paredes vaginales. No son incómodas de extraer durante los últimos días de la menstruación ni dejan restos de fibras. Las copas menstruales de látex pueden producir alergia y se corre el riesgo de contraer bacterias con ellas. Esto no ocurre con las de silicona médica. Tampoco están relacionadas con los problemas asociados al uso de tampones como el SST (Síndrome de shock tóxico). Las copas menstruales también podrían ayudar a prevenir problemas causados por el uso de compresas, como la candidiasis (producida por el ambiente cálido y húmedo que crea una compresa) y la cistitis.

¿Qué es la copa menstrual?

Pero también tiene algunas desventajas:

– Al ser poco usada, es algo difícil encontrar donde comprarla o conocer opiniones de otras usuarias. Lo mejor es comprarla en alguna tienda online de confianza.

– Tiene el inconveniente de que puede ser incomodas de utilizar en baños públicos que no dispongan de un lavabo o bidé privado. Pero se compensa con el tiempo de uso. Pueden llevarse hasta 12 horas sin inconvenientes. También se pueden limpiar con toallitas húmedas para WC.

– Hay que hacer un mantenimiento: al final del ciclo, además del lavado habitual con agua y jabón, se aconseja esterilizar hirviéndola.

– Al principio puede ser complicado usar las copas menstruales. Si se introducen mal, pueden moverse y dejar escapar flujo y manchar. Sin embargo, si se aprende a colocarlas se produce un vacío que es muy difícil que se muevan y son casi herméticas. Simplemente introduciendo un dedo para que entre el aire, se deshace el vacío y salen fácilmente.

Copas menstruales ¿Cómo se usan?

Su uso es muy fácil e intuitivo y ya que las copas menstruales se pueden utilizar en cualquier momento del mes, la mujerpuede practicar la inserción y extracción cuando no está menstruando para habituarse. Las copas menstruales en forma de campana pueden adelantar la menstruación uno o dos días debido al suave efecto de succión que producen. Algunas mujeres han informado de menstruaciones más cortas debido también a este mismo efecto.

Las copas menstruales requieren ser cambiadas (o vaciadas) con menos frecuencia que los tampones o las compresas. Su capacidad es de 30 ml, que constituye la tercera parte del volumen de sangre que pierde una mujer en cada menstruación por término medio, por lo que pueden permanecer hasta 12 horas sin necesidad de vaciar. Con el uso se sabrá según el día del ciclo menstrual, cuánto tiempo pueden tenerse sin vaciar.

Sobre el autor

Todo Ocio

Deja un comentario